Naming: concepto y principios esenciales para un buen nombre

Home/Uncategorized/Naming: concepto y principios esenciales para un buen nombre

Naming: concepto y principios esenciales para un buen nombre

El naming es una técnica a la que se recurre para conseguir elegir el nombre más adecuado para una empresa. La elección del nombre de un negocio consiste en una tarea tremendamente importante, ya que supone todo para una compañía: su imagen, su nombre, su reputación; todo. Por tanto, hoy os explicamos qué es el naming y qué principios debemos observar.

Concepto

El naming es un conjunto de principios, requisitos o normas cuyo fin es crear una marca en torno a la fusión del nombre de la empresa con la imagen de la misma. Viene a ser un proceso de elaboración de un nombre, el cual está sujeto a ciertas tareas creativas, como políticas, ya que la denominación de una marca debe seguir unas reglas.

Podemos etiquetar al naming como una especie de estrategia dirigida a obtener el mejor nombre posible para una empresa, creando una marca. En las grandes empresas se hace uso de esta estrategia y podemos deciros que funciona en la gran mayoría de los casos, por lo que teníamos que transmitíroslo.

Principios

El naming tiene una serie de principios que constituyen una especie de normas sobre cómo crear o elegir un buen nombre para una marca. Se trata de una norma no escrita, ya que algunos expertos consideran como principios unas reglas que otros no comparten. Para nosotros, los principios esenciales son los siguientes:

  • El nombre debe ser diferente. No tiene que recordar a ningún otro nombre de marca. Ejemplo: Chupa-Chups.
  • El nombre debe hacer alusión a algo. Ya sea una sensación, experiencia o a un estilo de vida. Ejemplo: Thins.
  • El nombre debe tener importancia. Debe hacerse notar en el mercado. Ejemplo: Nike.
  • El nombre debe ser legible y pronunciable. Por ejemplo: Lego.
  • Se tiene que poder registrar. Si vamos a construir una marca, tendremos que consultar el registro para saber si ya está siendo usada o si no existe.
  • Debe contener un buen significado. Todos los grandes nombres tienen una gran historia detrás. Ejemplo: Amazon.
  • El nombre debe huir de las interpretaciones erróneas. Ejemplo: Mitsubishi Pajero, Mazda Laputa o la sopa Pota.
  • Debe de tener credibilidad. En el caso de Greenpeace, nadie confiaría en esa empresa, si fuera un club de caza o fuese un fabricante de armas.
  • Debe perdurar en el tiempo. Ejemplo: Rolls Royce.

Otros artículos que pueden ser interesantes para usted:

By |marzo 12th, 2019|Uncategorized|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment